Aprendizaje cooperativo

En consonancia con las exigencias de una sociedad cambiante y multicultural como la que nos está tocando vivir, y en el marco de nuestro plan de mejora continua de la enseñanza, desde el curso 2010/2011 nos hemos propuesto implantar el “Aprendizaje Cooperativo” como sistema de enseñanza-aprendizaje para todos nuestros alumnos.

Una buena parte de las compañías actuales más exitosas se basan en la utilización de equipos cooperativos como sistema productivo principal, no obstante, estas compañías indican que han de dedicar un tiempo importante a la formación de sus empleados porque los titulados que contratan presentan carencias en su capacidad para trabajar en grupo. En este sentido nos proponemos la utilización de este sistema de aprendizaje porque enfatiza en la cooperación, el liderazgo de equipos y el reconocimiento de múltiples perspectivas.

El término “Aprendizaje Cooperativo” se refiere a un grupo de procedimientos de enseñanza que parten de la organización de la clase en pequeños grupos mixtos y heterogéneos donde los alumnos trabajan conjuntamente de forma coordinada entre sí para resolver tareas académicas y profundizar en su propio aprendizaje.

Promueve la implicación activa del estudiante en el proceso de aprendizaje.

Facilita un mayor rendimiento académico en las áreas de matemáticas, ciencia y tecnología, ya que dejan de percibir estas materias como individualistas, impersonales y competitivas.

Facilita el desarrollo de la habilidad para escribir con claridad, ya que escribe para sus compañeros y no tanto para el profesor.

Reduce los niveles de abandono de los estudios. Se fomenta el compromiso con el grupo y por ende con los estudios.

Permite la preparación de los estudiantes como ciudadanos, desarrollando la competencia social y habilidades de carácter cívico.

Fomenta la capacidad que tienen los grupos para incrementar el nivel de aprendizaje mediante la interacción entre compañeros.

Promueve el aprendizaje independiente y auto-dirigido. También la capacidad de aprender de forma autónoma durante toda la vida.

Facilita el desarrollo de la capacidad de comunicación oral, eliminamos el miedo a hablar en público.

Permite desarrollar la capacidad de liderazgo.

Promueve el desarrollo de la capacidad para razonar de forma crítica. La autoevaluación y coevaluación.

Incrementa la satisfacción de los estudiantes con la experiencia de aprendizaje y promueve actitudes más positivas hacia la materia de estudio.

Prepara a los estudiantes para el mundo del trabajo actual.

Facilita un mayor rendimiento académico en las áreas de matemáticas, ciencia y tecnología, ya que dejan de percibir estas materias como individualistas, impersonales y competitivas.